Sigue – Tema3

Sigue - Estudio Biblico Online

EL MIEDO ES UNA SENSACIÓN NO UNA REALIDAD

Pro 29:25  Temer a la gente es una trampa peligrosa, pero confiar en el SEÑOR significa seguridad. NTV
Pro 29:25  Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado. NVI
Pro 29:25 El miedo a los hombres es una trampa, pero el que confía en el Señor es exaltado. RVC
Pro 29:25  Si tienes miedo de la gente, tú mismo te tiendes una trampa; pero si confías en Dios estarás fuera de peligro. TLA

 

  1. NO PERMITAS QUE EL ENEMIGO TE INTIMIDE IMPONIENDO SUS REGLAS.
  • 1Sa 17:8 Con fuertes gritos, el filisteo les dijo a los soldados israelitas: «¿Para qué se forman en orden de batalla? Yo soy un guerrero filisteo, y ustedes están al servicio de Saúl. Escojan a uno de sus guerreros, para que venga y luche contra mí.
  • 1Sa 17:9 Si en la pelea él me vence, nosotros nos pondremos a su servicio; pero si yo lo venzo, entonces ustedes serán nuestros esclavos.»
  • Las reglas las ponemos nosotros, no el enemigo. Nosotros somos los hijos de Dios y no dejamos que nadie excepto Dios nos diga como debemos combatir.

 

  1. GENERALMENTE, EL MIEDO SE BASA EN UNA LÓGICA

    1Sa 17:11 Cuando Saúl y el ejército de Israel oyeron el reto del filisteo, se quedaron atónitos y se llenaron de miedo.

    Si miras la altura de tu problema, tendrás buenas razones lógicas para temer.
    No mires tu situación con los ojos, mírala con la fe, porque en la fe se encuentra Dios y Su Poder.

  2. LOS HIJOS DE DIOS DEBMOS OCUPAR NUESTRO LUGAR TODOS LOS DÍAS

    1 Samuel 17:26b “… ¿Quién es este filisteo incircunciso, para provocar al ejército del Dios vivo?”

    David con sus palabras puso a Goliat en su lugar. Goliat era incircunciso, no era hijo del Pacto, David sí lo era y eso marcaba la diferencia.

    David tenía a Dios de su lado, en cambio Goliat NO.

 

RESUMIENDO

Tú eliges si tus decisiones estarán basadas en tus miedos, o en lo que tú crees que eres delante de Dios.

No te pongas un lazo tú mismo, si Dios no te amarra entonces tampoco te amarres a tú.

Enfrenta a tu problema como lo hizo David: “…yo vengo contra ti en el nombre del Señor de los ejércitos,…” 1Samuel 17:45b

 

Iván Rodriguez V.
Ministerio de Educación Cristiana